Tag Archives | manifestacion

No me representan

La Carrera de San Jerónimo a su llegada a Neptuno, ayer a las 21.00 aproximadamente

Unas líneas sólo para decir que yo también estuve en la manifestación de ayer, sucursal madrileña, obviamente. Y para decir que empiezo a sentirme gilipollas porque nunca me llevo los famosísimos palos que ser vienen repartiendo en estas cosas. Verán, es que yo bajaba de mi clase de spinning y muchas ganas de marcha no tenía, así que me encontré con mis amigos en Tirso de Molina, bajé por Huertas y me uní a la manifestación sin más aspavientos, gritando consignas de vez en cuando, alzando las manos, sacando fotos y hablando con mis amigos. Todo muy tranquilo.

Cuando llegamos a Neptuno, que, aparte de ser la plaza del Atleti, es la que va a parar la Carrera de san Jerónimo, la calle en la que se encuentra el Congreso de los Diputados (lo digo porque asumo que no todos somos madrileños), tengo que confesar que contemplé un espectáculo que nunca había visto antes en mi vida como manifestante: dos hileras de vallas, una de policías nacionales (con gorra, no cascos) y una larga fila de lecheras por toda la calle. Todo era tan excesivo que llegaba a ser paródico. Pero vamos, eran las 9 de la noche y no pasó nada: la gente, estupefacta, se acercaba a sacarles fotos y se murmuraba acerca del miedo que debía tener el gobierno a sus propios ciudadanos, pero nada más. ¿Hacia falta increpar a esos policías? No, en absoluto, ellos estaban haciendo su trabajo de manera pacífica, dejándose hacer fotos y sin una mala mirada a los que por allí pasábamos. Y nada pasó: cómo tantos otros, mis amigos y yo continuamos la marcha hasta Sol, sin prisa pero sin pausa, sin molestar a nadie y sin ser molestados. Sorprendidos, si acaso, por el gran número de policías de paisano que, como funcionarios que son de habían sumado pacífica, normal y tranquilamente a la protesta.

Mis amigos y yo, cuando llegamos a Sol, no necesitamos que nadie nos dijera ‘dispérsense‘: igual que somos mayorcitos para saber cuándo empieza una manifestación, también lo somos para adivinar cuándo acaba, y una vez en Sol no había mucho que hacer. Así que ya está, habíamos salido a la calle tranquilos, habíamos manifestado nuestro cabreo sin romper nada y al final decidimos ir a cenar unas tapas a La Latina, dónde con las pertinentes cervezas desarrollamos un plan para arreglar el mundo.

Y cuál es mi sorpresa cuando hoy me levanto, me pongo el desayuno, abro Twitter y resulta que está inundado de noticias sobre altercados anoche en la Carrera de san Jerónimo. ¿Pero cómo es posible?, me pregunto, si ayer todo estaba bien, manifestantes y policías íbamos todos tranquilos y sin ganas de liarla… ¿Qué ha pasado? La versión de la prensa es que en torno a la medida noche (esto es, tres horas y media después de la convocatoria de la manifestación, cuyo recorrido yo acabé a las 10) unos bomberos intentaron saltarse el cordón policial que impedía acercarse al Congreso y los policías que lo defendían cargaron contra ellos (asumamos que los policías tenían órdenes de no dejar acceder a nadie a San Jerónimo, de modo que estarían haciendo su trabajo). También me cuenta alguien que esos policías llevaban casco (repito que puedo certificar que cuando yo los vi llevaban gorra) y que unos bomberos les animaron a quitárselo y unirse a la manifestación (que había acabado hacía horas), cosa a la que los policías se negaron y respondieron con una carga (ojo, esta fantasiosa versión me la han contado por ahí).

En cualquier caso, una cosa quiero dejar clara: quienes ayer intentaran acceder a la Carrera de San Jerónimo, ya fuera por la fuerza o sencillamente insultando a los policías que formaban el cordón, me representan como manifestante tan poco como los diputados del congreso lo hacen como ciudadana. Esos manifestantes violentos y claramente estúpidos no me representan, porque por muy patético que me parezca que el gobierno necesite un despliegue así para que los ciudadanos no se acerquen al edificio en el que reside la soberanía del pueblo (aspirar a que reflexionen sobre el hecho de que si tantas ganas tenemos de quemar el Congreso a lo mejor algo habrán hecho es mucho, pero ahí lo dejo), no se me ocurre ponerme a intentar saltarlo una vez la manifestación ha terminado. La única explicación que le encuentro es que quien lo intentara tenía un verdadero interés en recibir una hostia, pero sin tener en cuenta que cuando la policía carga, suelen llover hostias también a gente que, literalmente, pasa por ahí. Y puede dar la casualidad de que a esos que les partan la cara les apetezca poco. Ni que decir tiene que ponerse a quemar contenedores, ya no solo porque en Madrid hace un calor de mil demonios estos días, es, y nunca mejor dicho, una idea de bombero jubilado; y la policía se tiene que ver en la obligación de impedir que esas cosas pasen.

Así solo eso, que me jode que una manifestación tranquila, pacífica y llena de policías razonables, tan cabreados y tan ciudadanos como todos nosotros, se vaya a recordar porque al final, para variar, hubo cargas policiales. Pues me jode porque por lo que leo me da la impresión de que en este caso las cargas eran absolutamente justificadas y que quien se ponga a hacer el imbécil de esta guisa se merece una buena hostia. Y ya está. Por unas manifestaciones sin zoquetes, ya está bien de llevarse las hostias que provocan otros.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Read full story · Comments { 5 }

Un post que nadie quiere leer

Después de leer varias gilipolleces sobre lo de Valencia de ayer, voy a escribir unas cuantas cosas que pienso y que probablemente no le gusten a casi nadie.

  • Pegar a la gente está feo. Ahora bien, todo el que alguna vez en su vida haya estado en una manifestación de izquierdas (sí, yo también he sido estudiante y yo también me he manifestado muchas veces) sabe de primera mano que en este tipo de eventos, entre un 99% de personas tranquilas y pacíficas que solamente quieren expresar su descontento hay un 1% de  radicales. Yo he tragado gas lacrimógeno más de una vez porque algún gilipollas que iba cerca de mi en alguna marcha ha pensado que a Madrid le sobran papeleras. Si ya tengo pocas ganas de llevarme una hostia por mis propias ideas, llevármela por la estupidez de otros es algo por lo que hace mucho tiempo que he decidido que no paso.
  • Estos exaltados de las manifestaciones son la excusa perfecta de los cuerpos de seguridad para disolver la marcha, aunque el 99% de sus integrantes sean gente razonable. Por supuesto, está feo que los policías agarren las porras y se líen con lo primero que pillen con el pretexto de detener a unos pocos violentos descontrolados; pero es un método de intimidación más viejo que la tos. Además, tiene una función amedrentadora muy útil: de este modo los gobernantes advierten a la ciudadanía, fuerzas de seguridad del Estado mediante, de lo que le espera al que alce la voz.
  • Lo sé, soy una cansina, pero no me voy a hartar de repetirlo: esto con Zapatero no pasaba. Zapatero fue un inútil, pero no un fachilla redomao. Mientras él gobernaba hubo acampadas en las plazas de las principales ciudades españolas durante varias semanas sin que hubiera ataques por parte de la Policia Nacional. Es más, el único conflicto que hubo no surgió con los nacionales, sino con los Mossos, que son un cuerpo de seguridad dependiente del gobierno autonómico catalán, que en aquél momento controlaba CiU (que es un partido de derechas, por si alguien se ha perdido a lo largo del razonamiento). Y esto lo digo porque estoy hasta el coño de leer PPSOE y de escuchar a gente decir que el PP y el PSOE son la misma mierda y que ya no hay diferencias entre derecha e izquierda. Las hay y son mucho más profundas de lo que queremos reconocer.
  • Estos dos meses son solo el principio. El PP gobierna con mayoría absoluta tras arrasar en unas elecciones democráticas similares a las que se llevan a cabo en la mayoría de los países desarrollados. Lo sé, la Ley Electoral… pues es lo que hay, coño, que la democracia que tenemos es mejorable  es una obviedad como la copa de un pino, pero es el mejor sistema que este país ha tenido. Y, por ahora, nadie ha conseguido implementar una alternativa viable, mejor y más justa. Así que con nuestra democracia imperfecta nos encaminamos a 3 años y 10 meses de mayoría absoluta conservadora, porque eso es lo que los españoles, con nuestro voto o con nuestra abstención hemos querido.
  • Hablar de Primavera Valenciana es una estupidez de dimensiones épicas. Esto no es Egipto, ni Túnez, ni Libia ni Siria. Estamos hablando de Valencia, comunidad autónoma  en la que se celebraron elecciones municipales y regionales libres hace menos de un año. No hay ni dictadores ni pueblos oprimidos: solamente ciudadanos que, le joda a quien le joda, votan a chorizos que consideran la Formula 1 más importante que la calefacción de un instituto. Bonus: a 20 de febrero en mi pueblo sigue siendo invierno. De nada.
  • Por último, pero no por ello menos importante, que quede una cosa clara: se puede manifestar en este país hasta el Papa vestido de púrpura. Será legítimo, pero olvidémonos de conseguir cualquier objetivo político. En este país la gente no dimite, a los mandos policiales no se les desautoriza, en este país los delegados del gobierno pueden decir barbaridades como pianos que nadie va a menear el traero de su asiento ni medio centímetro. ¿Ejemplos? Desde la entrada de España en la OTAN hasta la ampliación de horas de clase de los profesores madrileños, pasando por la guerra de Irak, el Prestige y las innumerables reformas de la ley de universidades. Manifestarse es legítimo, pero lo único que puede obrar cambios es tu voto en una urna el día de las elecciones. Yo me desgañité durante meses pidiendo la no intervención de España en la invasión de Irak y, al final, solamente vi mis objetivos cumplidos cuando voté por un partido político que al día siguiente de tomar el poder trajo las tropas a casa. Y no, el PSOE no ganó aquella vez a consecuencia de las multitudinarias manifestaciones contra la guerra que había habido un año antes. Ganó porque había 200 muertos encima de la mesa y un ministro del interior mintiendo como un bellaco a los españoles.

Los comentarios están para pegar. Pero en la cabeza no, por favor, que estoy estudiando.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Read full story · Comments { 38 }

15Oct: Que no a todo

Esta fecha me está haciendo reflexionar. Hace un par de días le pregunté a un amigo con el que fui a algunas de las concentraciones de la Puerta del Sol en mayo si asistiría a la manifestación. Me respondió que motivos había. Pero acabó la frase con un pero: la última vez que fuimos a una manifestación bajo la marca del 15-M nos encontramos rodeados de gente que gritaba cosas en las que no creíamos para nada (no, no pienso que vivamos en una dictadura y no, no pienso que el PP y el PSOE sean lo mismo). Y no nos hizo gracia.

Mi amigo tenía las mismas dudas que yo. Una compañera de trabajo bastante metida en esta historia me dice que es una manifestación contra los ataques a los servicios públicos (hasta aquí bien, yo también quiero manifestarme por eso) y contra el rescate a los bancos (supongo que como alternativa proponen el Corralito, que tanto bien le hizo a las clases trabajadoras en 2001, cuando todos sus ahorros sencillamente dejaron de existir) y (cito) todas estas cosas. (Como se verá en las siguientes líneas, mi compañera tampoco debe estar tan bien informada como yo creía)

A falta de explicaciones más claras (y convincentes) me lanzo a los brazos de Google: si voy a manifestarme, qué menos que saber bajo qué manifiesto salgo a la calle, ¿no? viagra dosage for bph y empieza el circo. El primer resultado es la web de can you buy genuine viagra online, en la que el único manifiesto que hay es el que ya dio vueltas el pasado mayo (no, aquí no hay nada parecido a un programa ideológico, solo una convocatoria). Han pasado seis meses. Alguien tiene que haber elaborado un manifiesto nuevo. Consensuado, con puntos ordenados e ideas. Amos, digo yo que seis meses de asambleas tienen que haber llevado al menos a un puto manifiesto conjunto. Pregunto en Twitter varias veces y apenas obtengo respuestas. Sigo buscando en Google. Empiezo a intuir que hay tantos manifiestos como asambleas locales en España (agárrate a la brocha que me llevo la escalera) y que, mucho de lo que llaman manifiesto no es más que material de convocatoria.

No me acabo de creer lo que voy encontrando, así que decido ir a otra de las webs más importantes: la de #acampadasol. Vivo un momento de alegría cuando leo Programación #15oct Madrid, hago click… y flipo:

12h Asamblea informativa y finalización de la pancarta principal, propuesta por la Asamblea del barrio de los Austrias, en la plaza de los Carros.
12h Comida en el Parque Paraíso de San Blas y taller de camisetas.
12h Saludo al Sol (yoga, vídeo demostración), en Sol.

Saludo al Sol. Como lo leemos. El mundo se va a la mierda y empezamos el sábado con un saludo al Sol. Con dos cojones. ¡Eh! y un taller de camisetas. Para formanos y solucionar del paro.

18h Manifestación Cibeles-Sol

  • En Cibeles se hará una performance frente al cuartel general del Ejército de Tierra, esquina Banco España, con motivo de la participación del Estado español en el escudo antimisiles. ‘Escudo antimisiles versus ‘escudo antimercados‘”.
  • Participación del Coro-protesta.
  • Hay varios grupos de batucadas que han confirmado participar en la manifestación.

Aha. Batucadas. Que bien. Por un momento pensé que podía montarse una manifestación silenciosa o algo. Y un coro. ¡Un coro! Importantísimo, ¿eh? A los banqueros les va a joder la vida. Con un poco de suerte conseguimos matarlos. De risa.

Al llegar a Sol (20h aprox.)

  • Flash-mob ‘La Muerte’ (actuación/performance multitudinaria): Nos tiraremos todxs al suelo, representando a todas las personas que mueren en el mundo, con banqueros de pie riéndose (duración aproximada: 1 min.).
  • Grito mudo (a ser posible con pegatinas con el símbolo del euro o del dolar en la boca) (duración aproximada: 1 min.).
  • Actuación Orquesta Solfónica: 9ª de Beethoven.
  • Actuación Coro-Protesta.
  • Presentación del escudo antimercados: un hechicero actuará contra la magia negra de los mercados.

TodXs nos tiraremos al suelo. Y cuando nos levantemos la gente seguirá muriendo. De puta madre. Lo del mago de los mercados es una genialidad ¿eh? Lo de Beethoven me parece lo más sensato que he leído hasta ahora: con suerte alguien tiene a bien pensar mientras escucha la música. Y lo del grito mudo… bueno, ¿qué decir? Recuerdo haberlo hecho en alguna de las concentraciones de mayo y dos días después ver como Esperanza Aguirre ganaba las elecciones por goleada. No entendí muy bien su función.

22:00-23:30h Asamblea en Sol

  • Lectura del manifiesto global.
  • Punto de información de la jornada de movilización (Comisión Internacional, Comisión Estatal, APM).

Una fascista como yo tendería a preguntarse dónde cojones está el link al manifiesto global que pretenden leer. Lo prometo, en la web no está. El programa sigue, pero creo que este post ya es lo suficientemente aburrido y que he llegado a mis propias conclusiones: el programa para la manifestación de mañana es uno de los mayores insultos a la inteligencia que he visto en mucho tiempo, completamente vacío de ideas, propuestas sólidas y/o soluciones. Cháchara inútil y populista que me produce vergüenza como persona de izquierdas que soy. Yo mi #15Oct ya he decidido cómo celebrarlo: el próximo 20 de noviembre, en las urnas, con mi papeleta en la mano. Y después, que Dios reparta suerte. Porque la vamos a necesitar.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Read full story · Comments { 10 }

100 Lesbianas visibles y una idea genial

Hace 6 años que no me paso por la Manifestación del Orgullo LGTB que se celebra cada año en Madrid por estas fechas. A cambio me he pasado todo este tiempo entonando el No me representan que tan de moda está últimamente. No me gustaba que, por ejemplo, todas las carrozas parecieran enormes y ruidosos anuncios de marcas y partidos políticos con ganas de parecer un poquito más gay friendly, o que a ellas se encaramaran personas con más ganas de juerga que de reivindicar algo.

¿Todas? ¡No! Resulta que estaba equivocada: desde hace cuatro años hay una carroza que ni lleva ni quiere publicidad ni patrocinadores y que se mueve gracias a la voluntad y el dinero de las chicas que la montan y que se suben a ella. Se trata de la carroza de 100 Lesbianas Visibles, de la que este sábado formaré parte. ¿Mis motivos?

  • A la visibilidad lésbica le queda un largo y difícil camino por recorrer, y esto no va a hacerse a base de la cobardía de las chicas que se pasan 364 días al año en el armario. El día que que en el pueblo más pequeño de España dos mujeres puedan besarse en público sin levantar un escándalo será gracias a personas como las que montan esta carroza: con sólidas ideas, compromisos y, ante todo, valor para poner proyectos arriesgados en marcha.
  • Me encanta la idea de la carroza autofinanciada y sin publicidad: para subirse hay que pagar, y eso garantiza que quien esté ahí arriba tiene cierto grado de compromiso más allá de las ganas de pasarlo bien (eso ni se pone en duda, por supuesto). Además, absolutamente toda la decoración de la carroza está hecha por las chicas que la organizan: me parece simplemente genial.
  • Para mi esa sí que es una gran manera de reivindicar la visibilidad lésbica: vivir de acuerdo a ella durante todo el año y reservar un día de éste para celebrar el esfuerzo y los éxitos obtenidos.

Según me dicen, la carroza ya está completa y ya no pueden admitir a más gente allí arriba. Pero, por supuesto, quienes queráis defender la visibilidad lésbica (heterosexuales, bisexuales, gays, lesbianas, niños, niñas, monjas, curas, mascotas y demás) estáis invitados a acompañarnos en su recorrido, desde la Puerta de Alcalá hasta la Plaza de España el sábado a partir de las 6 de la tarde. La carroza de 100 Lesbianas Visibles ocupará la posición número 19 en la comitiva del Orgullo, justo antes de la de Juan Por Dios. No olvidéis llevar algo que os cubra la cabeza, crema solar y mucha agua: el calor, como todos los años, va a apretar muy fuerte este Orgullo.

Por la visibilidad lésbica también lucha la revista online MiraLES, una interesante publicación mensual que abarca diversos temas relacionados con el mundo de las lesbianas y el feminismo. Este mes han tenido la amabilidad de entrevistarme para su sección de bloggeras, cosa que me ha hecho muchísima ilusión y que les agradezco sinceramente, especialmente a Silvia, que ha sido la que ha organizado la entrevista. Quien quiera saber un poco más sobre mi, puede pasarse y comentar por la web de la revista. Y ya de paso le echáis una ojeada, que está muy chula.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Read full story · Comments { 6 }

Por qué acabé ayer en Sol

La Puerta del Sol la tarde del 18 de mayo. Puedes ver más fotos en mi Flickr.

Supongo que tras los posts de ayer y el lunes se impone escribir esto. Anoche me encargué de radiar por mi Twitter cómo me iba a la concentración convocada a las 20.00 en la Puerta del Sol por parte de los acampados en ella. Mi intención inicial era pasarme un poco antes y, como había dicho, preguntar a los acampados por sus propuestas e ideascon algo más de calma. Pero a las cinco de la tarde algo cambió:

La Junta Electoral de Madrid cree que la petición del voto responsable a la que se refieren los convocantes “puede afectar a la campaña electoral y a la libertad del derecho de los ciudadanos al ejercicio del voto”. Sigue leyendo la noticia.

A las cinco yo seguía (y sigo) sin estar de acuerdo con lo que se pide en Sol. O al menos con parte de ello. Sigo pensando que esto son brindis al sol y no creo ni que el PSOE sea exactamente la misma mierda que el PP ni que se vaya arreglar el marrón que tenemos a base de gritos. Pero lo que no tolero de ningún modo es que la Junta Electoral prohíba algo permitido por derechos más básicos de nuestra sociedad. Hasta ahí podían llegar las bromas: puedo pensar que la gente que está durmiendo al raso en Sol son unos perroflautas sin propuestas (exagerando), pero en ningún caso voy a tolerar que se les prive de su derecho a quejarse. Que se quejen si quieren contra el color amarillo, yo voy a defender siempre su derecho.

Y esto me llevó ayer a Sol: la indignación ante una decisión injusta de la Junta Electoral de Madrid. Ir me permitió ver, además, que yo el domingo estaba equivocada: las manifestaciones (ojo, no las acampadas) no son un nido de jovenzuelos antisistema ni twitteros en paro. Como bien documentó @Txemacg el domingo, hay de todo. Desde ancianos hasta universitarios, pasando por becarios y familias. Todos con algo en común: están hasta los cojones de la crisis.

Sigo pensando que toda esta historia es un brindis al sol que va a acabar con una victoria todavía más grande del PP en las municipales y autonómicas. Pero también creo en el derecho a cabrearse y a quejarse. Pegar cuatro gritos de vez en cuando, al menos, relaja. No estoy de acuerdo con todo lo que se gritó ayer ahí, pero considero importante que se juntara tanta gente solamente por puro cabreo. Si, al menos, esto sirve para reducir el índice de abstencionistas de este domingo, tendré que comerme mis palabras y decir que, efectivamente, me he equivocado al juzgar el movimiento Democracia Real YA.

Para terminar, un último brindis al sol: una canción que, de puro utópica, es hermosa. Os dejo con mi adoradísima Patti Smith. El poder está en la gente. Aunque no esté claro si creerse eso a día de hoy sea soñar o delirar.

People Have the Power
I was dreaming in my dreaming
of an aspect bright and fair
and my sleeping it was broken
but my dream it lingered near
in the form of shining valleys
where the pure air recognized
and my senses newly opened
I awakened to the cry
that the people / have the power
to redeem / the work of fools
upon the meek / the graces shower
it’s decreed / the people rule

The people have the power
[…]

The power to dream / to rule
to wrestle the world from fools
it’s decreed the people rule
it’s decreed the people rule
LISTEN
I believe everything we dream
can come to pass through our union
we can turn the world around
we can turn the earth’s revolution
we have the power
People have the power …

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Read full story · Comments { 8 }

Sentido común YA

Algunos de los jóvenes que se manifestaron el 15 de mayo bajo el lema Democracia Real YA. Imagen tomada de elpais.com

Miles de ciudadanos se manifiestan en varias ciudades Españolas bajo el lema Democracia Real YA. Lo hacen para defender el contenido de un manifiesto cuya lectura recomiendo encarecidamente como ejemplo de idealismo utópico. Estamos ante una afirmación sencilla pero cierta: en este país nada funciona, todo se va al carajo y como consecuencia los ricos son más ricos y los mediocres somos más grises. ¿Soluciones? No gracias, que las busque otro.

Es muy fácil salir a manifestarse una tarde de domingo bajo el lema Vosotros también estáis hipotecados: basta con no tener cosa mejor que hacer. Pero, ¿qué proponen los convocantes y los manifestantes para salir de este malsano círculo vicioso en el que vivimos? Un cambio de sistema. Acabáramos. Esperad, que bajo a manifestarme con vosotros.

Un cambio de sistema. ¿Cómo es que a nadie se le había ocurrido antes? ¿Y qué cambiamos? ¿Aumentamos el salario mínimo pero dejamos abiertas las páginas de descargas? ¿Instauramos un estado comunista salvo para nuestras propiedades y los beneficios que obtenemos de ellas? Es muy fácil manifestarse bajo el grito Todo nos parece una mierda. Dios, hasta yo podría hacerlo. Pero ¿qué alternativas tenemos? España forma parte de una Unión Europea corrupta y vendida a las corporaciones y a los bancos y esta, a su vez, forma parte de un mundo globalizado que se mueve bajo el lema Conmigo o contra mi. No nos llamemos a engaño: no es España la que está jodida. Es el mundo el que está enfermo. Y eso no se arregla pegando cuatro gritos en la calle.

La experiencia nos dice que la mejor forma de acabar con los sistemas es dinamitarlos desde dentro. A todos los que se manifestaron ayer les propongo poner en marcha un proyecto político, con estatutos, candidatos y sedes. A ver si cuando el poder empiece a tentarles siguen defendiendo con tantas ganas todos y cada uno de los puntos de su idealista manifiesto. Si sois tan honrados como decís, no os será difícil montar vuestra propia revolución ética en las urnas. Y por favor, no culpéis a nuestra (vergonzosa) ley electoral para esconder la cabeza bajo la tierra: si tenéis tanta razón y lo tenéis todo tan claro, las masas os seguirán.

Y si no, aguantad el chaparrón del día al día. Frente al terrible bipartidismo, tenemos la alternativa de encontrar un buen pozo de petróleo en Extremadura, colocar en el Palacio del Pardo a un dictadorzuelo que nos guste a todos y dejar de la comunidad internacional nos ría las gracias. Aquellos si que eran buenos tiempos, joder, sin bipartidismo ni hostias. Coño, con Franco esto no pasaba.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Read full story · Comments { 17 }

Matadme: soy mujer, joven y tengo futuro

Tengo 26 años. Desde los 14 hasta los 23 estuve estudiando como si la vida me fuera en ello. Me dejé el alma en el instituto y la vida en la universidad. Siempre me sorprende mucho la gente que dice que en la universidad pasó los mejores años de su vida: yo no. En realidad, creo que fueron de los peores. Sacarse Ciencias Físicas con la especialidad de Física Fundamental en cinco años y con notas decentes acaba dándote un dolor de culo inmenso. True story.

Pero tuvo su recompensa: cuando aún me quedaban un par de meses para acabar la carrera hice una entrevista para hacer la tesis doctoral en el laboratorio de mis sueños. Y me cogieron. No por mi cara bonita (que la tengo) ni por lo maja que fuera (que lo soy), sino porque me había dejado el alma durante nueve años para llegar a eso y se notaba. Además, de propina, acabé consiguiendo una buena beca para realizar mi investigación. Esa tampoco me la dieron ni por lo buena que estoy ni por lo bien que follo.

Soy consciente de que tuve mucha suerte. Hay mucha gente de mi generación bien formada y dispuesta que no encuentra curro ni a tiros. El mundo no es justo. Por ejemplo:

El 43,5% de los jóvenes de entre 16 y 25 años que desean trabajar en España no encuentran un empleo. (Seguir leyendo)

Ayer hubo una manifestación en que unos 2000 jóvenes de mi generación acabaron estropeando el mobiliario urbano de mi barrio en aras de que no encuentran ni curro, ni casa ni futuro. ¿Mi opinión sobre esto? Pues que es mucha casualidad que muchos de los que se están quejando hoy de que no encuentran forma de construir su vida sean los que tardaron 6 años de césped y cafetería en sacarse una diplomatura. Sé que hay muchas injusticias en el mundo y mucha gente que no se merece estar en paro. Pero también veo muchos amigos de mi generación que nos hemos dejado los cuernos para cumplir nuestro sueño (investigar, en mi caso), lo hemos logrado o estamos en ello.

Los jóvenes tenemos que demostrar cuánto valemos como los que más. Es una putada, pero el que no lo demuestre no va a aspirar a mucho más que a servir hamburguesas. Y a mi eso no me parece tan mal.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Read full story · Comments { 6 }